Programas radiales argentinos que se escuchaban en Santa Fe hace varias décadas.

El radioteatro de las cosas nuestras

En LT9, que en esa época se llamaba Radio Santa Fe, de lunes a viernes y a las 3 de la tarde, después de escucharse algunos compases del valsesito que servía de cortina musical de presentación, el locutor presentaba "El radioteatro de las cosas nuestras", con la compañía encabezada por Roberto Torres, con Pancho Luna en el papel de galán y Nelva Ortiz como primera actriz o "damita joven". Quien hacía la presentación también era "el relator", que describía una determinada situación antes de comenzar una escena, como el estado emocional de un personaje, la descripción de un lugar o de una situación, y en general todo aquello que hubiese sido necesario que el oyente viera; o sea que el relator era alguien que contaba lo que estaba viendo. Lamentablemente no recuerdo el nombre de otros actores ni el del relator. Lo que recuerdo muy bien es un par de novelas: "Furia", de Roberto Valenti (similar a El León de Francia, del mismo autor), y "El tren de las 8" de Juan Carlos Chiappe.

Música de presentación

Luego de la presentación del radioteatro, venía la presentación de la novela que se representaba en ese momento, con su cortina musical de presentación correspondiente. Por ejemplo el presentador decía algo como: "En la obra de Roberto Valenti...", hacía una pausa durante la cual se escuchaba un caballo que se acercaba al galope y luego relinchaba, y entonces venía el título "¡Furia!". Para "El tren de las 8" la presentación era similar, pero lógicamente cambiaba el sonido que ocupaba la pausa, que entonces era el de un tren en marcha que se acercaba a una estación y hacía sonar su silbato.

La temática de las novelas no estaba centrada solamente en el romanticismo amoroso, sino que era muy amplia, y por consiguiente satisfacía los gustos de toda la familia. Esta compañía teatral hacía giras por los pueblos de Santa Fe y de provincias limítrofes, cuyas salas solían llenarse por una concurrencia masiva. Cuando llegaba ese día el pueblo prácticamente se paralizaba, era como una fiesta, y como las obras eran aptas para todo público iba toda la familia. Iban más que nada para ver a los actores, porque difícilmente la representación teatral podía superar "la película" que se habían hecho escuchando la obra por radio. Lo que se representaba en el teatro era la obra original, y lo escuchado durante veinte días era la adaptación radial, con una duración total de más de seis horas. La gente sabía que no verían un caballo o un tren, pero querían ver a los personajes y compararlos con los que habían imaginado.

La Dra. María Clara Carbajal Martos, que por esas épocas se desempeñaba como locutora de LT9 con el seudónimo de Beatriz Martos, y también como Secretaria en la Dirección Artística de la emisora, nos cuenta cómo se ambientaban con efectos sonoros las diferenes escenas en los radioteatros.

Me alegro que puedan servir mis recuerdos de la época en que la radio era el "chiche nuevo" para muchas familias. Se habrán preguntado: "¿Cómo es posible que de esta caja de madera, salgan las voces y la música que nos gusta?", y más de uno, habrá agregado,"¡parece cosa e' mandinga!".

Pero la cosa no quedaba ahí. En los radioteatros los sonidos por ejemplo, se "cocinaban" en el estudio a medida que era requerido por el libreto. Así, había una puerta de madera, de tamaño bajo, que tenía varias cosas para producir diferenes sonidos: un llamador o aldaba que sonaba como el de la calle, timbre, "sonido de apertura, o portazo", "chirrido al abrirse si era vieja"; en fin, esto significa que como "operador de sonido", no estaba solo a cargo del operador, porque alguien debía seguir también el libreto en el estudio para que el sonido saliera en el momento preciso.

¿La seguimos...? ¿Y si se necesitaba el fuego de un incendio?, el papel de celofán (ese de los envoltorios "paquetes"), se fregaba en las manos, y salía el ruido bien parecido. ¡Ah!, y el trote sobre piedras de un caballo, se lograba mediante dos cubos de madera que se golpeaban en una bandeja de madera imitandolo.

Todos estos artefactos tenían que estar con anterioridad en el estudio que en relidad era uno solo, porque el comentario surge de LT9, de Santa Fe, cuando estaba en Avenida Rivadavia al 2800 la cuadra del Cine Teatro Colón, que tenía un techo corredizo en toda la platea, único en la zona, donde veíamos las estrellas.¡Qué maravilla! Hay tanto para los "nostalgiosos de esa época" que ya lo estarán imaginando.


Nota: Nunca supe el nombre del vals que se utilizaba para presentar "El radioteatro de las cosas nuestras", pero recuerdo muy bien la melodía de esos primeros compases y me animé a chapurrearlos en un teclado para que si alguien lo reconoce me diga el nombre del tema, y de ser posible el intérprete.

4 Visitantes dijeron...:

Sergio E Rios dijo...

Gran recuerdo,en mi adolescecia escuchaba el radioteatro"Era bueno como el pán,el turquito julio abrán"interpretado por Federico Fabrega y sú companía,en la gira de la compania llegó a san javier y lo fuí a ver.
muy bien escrito el articulo,lleno de verdad._

JUAN QUIROGA dijo...

POR FAVOR A QUIEN TENGA LIBRETOS COMPLETOS DE OBRAS DE RADIOTEATRO PONGASE EN CONTACTO CON juansanjuan@hotmail.com INICIAREMOS UN CICLO DE RADIOTEATRO EN UNA EMISORA SANJUANINA. GRACIAS

Jorge dijo...

¿Alguien me podrá decir como se llama la música que se escuchaba en la novela "El león de Francia",que la interpretaba en Rosario Federico Fábregas? Gracias.

Unknown dijo...

deseo conseguir algun libreto de los Perez Garcia,tengo un taller de radioteatro en vivo y radiofònico.97.9 premium santa clara del mar.mi nombre es Nèstor Soto,dirijo tambien el taller literario local. gracias.

Por favor, lea las instrucciones antes de escribir su comentario

Su comentario no aparecerá de inmediato porque antes debe ser aprobado. Esto es así para evitar que aparezcan mensajes ofensivos o de mal gusto.
Para poner un nombre en lugar de "Anónimo", seleccione "Nombre/URL" en el menú desplegable que está debajo del recuadro, al lado de Comentar como:, ponga el nombre que desee (la URL no es necesaria) y haga clic en Continuar.
Si prefiere escribir un mail puede hacerlo mediante el botón Contacto, debajo del menú, a la derecha. O bien poner en su comentario su dirección de mail, en cuyo caso no será publicado.